sábado, 20 de octubre de 2012

Volver a empezar


Hace tiempo que no escribo en mi blog, demasiado diría yo, pero esto del Twiter absorbe y engancha demasiado, quizás porque es un medio que cuando lo desconoces no sabes ni para que diablos sirve eso de decir frases de 180 caracteres (eso pensaba yo al principio), pero cuando te metes de lleno en su mundo no hay manera de parar de hacerlas, sobre todo porque he descubierto que te permite comunicarte en pocas palabras con personas a las que jamás hubieras llegado en la vida. Y es emocionante.

Esa es la razón principal por la que he abandonado un poco, o un mucho, este blog. Pero hoy quiero hacer un alto en el camino “tuitero” y hacer una reflexión más extensa sobre lo que esta aconteciendo en mi partido, el PSOE.

Son malos tiempos para la política en general, su desprestigio unido a la desidia de los ciudadanos están poniendo en peligro los pilares de nuestra convivencia democrática. Como veréis no digo “de la Constitución”, puesto que esta hace tiempo que dejó de representar el valor real de la ciudadanía. No podemos estar aún, en 2012, dirigiéndonos por un texto hecho a medida del año 1978. Necesitamos urgentemente una reforma de la misma, y no una reforma cualquiera, sino una en profundidad, que toque incluso los pilares de la misma.

Que nuestra Constitución permita cosas como anteponer el pago de una deuda que no ha generado un país, sino unos pocos “chorizos” del tres al cuarto, a que millones de personas pasen hambre en un país que se llama desarrollado es una VERGÜENZA. Que un gobernante pueda acceder a una Presidencia del Gobierno con un programa de gobierno e incumplirlo completamente no debe quedar sin castigo, no solo político, sino penal.

A todo esto mi partido, el PSOE, debe dar una respuesta CONTUNDENTE. No valen medias tintas. La ciudadanía esta esperándonos, quiere que digamos de una vez lo que quieren oír. Así ha sido siempre el SOCIALISMO hasta que empezó a emponzoñarse con personas que lejos de ser socialistas de corazón lo son de cartera y sillón, y cuando les quitas estas dos ultimas cosas se convierten en los mas fieros renegados que parece que la cosa nunca ha ido con ellos (léase Rosa Díez).

Hemos hecho cosas malas, muy malas diría yo, pero el pasado no se puede cambiar desgraciada o afortunadamente. Hay que mirar al presente y al futuro, y para poder mirarlo de frente no podemos estar en manos de los que marcaron ese pasado, porque jamás tendrán credibilidad digan lo que digan y prometan lo que prometan.

Muchas veces mis compañeros del PSOE Espartinas me han dicho “ten cuidado con lo que dices que cualquier día te echan”, yo siempre les respondo lo mismo, yo no le debo nada al partido ni a mi me mantienen para quedarme calladito, soy LIBRE de pensamiento y actos, siempre respetando mis siglas, porque yo si que me considero por debajo de unas siglas de un partido que yo he elegido, si me creyera por encima de las mismas, como algunas personas, no estaría aquí, ya me hubiera marchado para ser coherente con lo que digo públicamente.

Soy HONESTO conmigo por tanto, que para mí es lo primero, porque digo lo que pienso y hago lo que digo, cuando no cumpla esto me quedaré calladito y me iré a mi casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada